jueves, 3 de enero de 2008

SOLIDARIDAD, TAMBIÉN NOS INCUMBE

La solidaridad consiste en realizar acciones desinteresadas para los demás. Pero, ¿somos realmente solidarios con aquellos que no tienen nada? De todos es sabido que existen organizaciones no gubernamentales que tratan de ayudar, sobretodo a los niños de los países menos desarrollados; pero, ¿alguna vez nos interesamos por colaborar en un acto benéfico o en aportar mínimamente una donación simbólica a estas organizaciones?

Durante todo el año vemos en los medios de comunicación imágenes de organizaciones como UNICEF, UNESCO o ACNUR, de su enorme trabajo y de lo deplorable en que está la situación de los países en los que trabajan. La dureza de estas imágenes se intensifica aún más, si cabe, en Navidad. Cuando decimos Navidad tenemos en mente regalos, comer hasta la saciedad y pasar grandes momentos con las personas a las que no podemos ver durante todo el año; pero si nos movemos un poco, notamos que no todos comparten ese sentimiento, hay familias que en estas fechas su única preocupación es sobrevivir, y todos podemos ayudar.

Hay varias posibilidades, como por ejemplo ayudar a la Cruz Roja Juventud, quien ha hecho una campaña de recolecta de juguetes para los niños, comprando un boli de la campaña "Un juguete, una ilusión" organizado por Radio Nacional de España y la fundación Crecer Jugando, tarjetas navideñas de UNICEF o la moda de este año, los calendarios solidarios (foto 1), donde puede participar uno mismo si quiere.

Sin embargo, lo que más nos llama siempre la atención es cuando un famoso cantante o actor va a hacer trabajos solidarios. Entre ellos encontramos a Angelina Jolie, Kaká (foto 2), Giorgio Armani, Shakira, Imanol Arias, Jesus Vázquez, Joan Manel Serrat, Pau Gasol y a Iker Casillas y Ronaldinho, a quienes hemos visto recientemente en varios hospitales alegrándoles la dura estancia a algunos niños y trayéndoles regalos.

Si lo pensamos, para hacer una acción solidaria no hace falta que nos desplacemos a Sudáfrica o Sudamérica en un voluntariado, sólo con aportar una donación, que aparentemente es poco pero para los niños es mucho, haremos felices a esos niños que no pueden disfrutar tanto de la Navidad.

Ahora, la decisión está en vuestras manos.

5 comentarios:

gemma dijo...

Un gran artículo, Anna. Nos da buenas pistas sobre cómo aportar nuestro granito de arena.

CRiiSPiiS...[[!]]* dijo...

Todo el mundo tendría que ser al menos un poco solidarios y aportar su granito de arena, es muy fácil decirlo y después no hacerlo,pero tendríamos que ser menos egístas y más solidarios para así poder ayudar a muchas personas que lo necesitan realmente.
Besos.

Xikitin13 dijo...

La gente no nos paramos a pensar en la gente que no tiene nada pero yo creo que hay mucha gente que no se fia de muchas organizaciones por las estafas que se ven en los telediarios pero bueno esto no se deberia hacer por que hay mucha gente que no tiene la culpa de esto y que no tiene nada.

eviita dijo...

Hay que colaborar con las ONG, sí o sí. Su función es imprescindible para las personas que sufren por enfermedades, tragedias naturales o cualquier otro motivo. Ellos les ayudan a superarlo y seguir adelante.
Seamos solidarios y colaboremos con ellas.

Marieta :D dijo...

Pues la verdad es que estoy de acuerdo con todo lo que dices, pero la mayoría de la gente hablamos mucho,nos da pena y todo eso pero luego nadie hace nada para remediarlo.
Espero que algún día esto cambie y que podamos hacer de un sueño una realidad.
Un beso